El chico del gatito y el transportín

Muchas mañanas me cruzo al salir de casa con un chico argentino. Es alto y muy guapo. Lleva un sombrero bombín y una lágrima de arlequín tatuada bajo el ojo izquierdo. Con la mano derecha sujeta un transportín en el que se esconde, creo, un gatito. 

Siempre que nos cruzamos me echa el alto amablemente y, casi desmadejado, como si estuviera agotado, me pregunta lo mismo:
-Disculpe, señorita: ¿una cafetería con wifi por aquí?
-Lo siento, soy nueva en el barrio y no conozco nada… Siento no poder ayudarte.

Me da las gracias y sigue andando.

Yo miro al suelo para ver en qué casilla de Rayuela me encuentro.

Rayuela. Julio Cortázar.

Rayuela. Julio Cortázar.

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: