El día que decides escribir

El día que decides que lo que tú quieres hacer en esta vida es escribir, tomas, sin saberlo, la mejor decisión de tu vida. Te conviertes en ladrón de historias ajenas; en ese ladrón que corre tras las Musas mendigando inspiración, para luego buscar momentos a solas durante los que robarle a la realidad su parte real y convertirla en literatura (unas veces con más acierto que otras).

Escribir es pulsar con la yema de tus dedos las teclas que llevan el pasaje a otros mundos; es adulterar lo que ven tus ojos con lo que quiere ver tu mente, de forma que quede bonito cuando se cuente en alto, cuando esos toques de tecla se conviertan en aire y sonido a través de la garganta de un desconocido.

El día que decides escribir sabes que aceptas, como decía Lorca, el trato de “medio pan y un libro” y que, cuando no tengas para comer, como dice mi madre en tono recriminatorio, “coges tus libros y te comes el papel”.

El día que decides que lo que quieres en este mundo es escribir, decides, sin saberlo, que vas a ser pobre de bolsillo toda tu vida, rico de espíritu y mendigo de corazón, y lo escribes.

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

2 pensamientos en “El día que decides escribir

  1. Y, sobre todo, decides hacerle el amor a las musas, en lugar de correrte sobre tu propio ombligo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: