Receta de mi crema de zanahoria

Ingredientes:Zanahoria_0

  • Zanahorias. Muchas, ¡muchísimas! Pongamos siete grandes, por decir un número alto.
  • Puerro: con uno es suficiente
  • Una patata mediana
  • Una naranja
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Música

Lava las zanahorias y pélalas. Córtalas en trocitos (cómete un trocito de cada zanahoria que eches a la olla). Añade la patata pelada y pon todo a cocer. Es importante que no la cuezas con mucha agua porque si no, perderá sus propiedades. Yo aquí no añado sal, pero tú puedes hacer lo que quieras. Cuando la olla exprés empiece a hacer ruido (un ruido que te impida oír con claridad la música que estés escuchando, sube la música y espera diez minutos).

Durante esos diez minutos que tienes la música a toda leche, pon el aceite a calentar en una cacerola. Mientras se calienta, corta una cebolla mediana. A mí me gusta cortarla como hacen los cocineros experimentados, con brío. Las cebollas hay que cortarlas como las relaciones, rápido, para que solo llores en el momento. Corta también el puerro (recuerda: quítale la parte verde, haz un corte en cruz a lo largo de la parte blanca para lavar el interior y hazlo trocitos). Pon todo en la cacerola con un poco de sal y rehoga. ¡Importante! Mientras rehogas, no limpies… eso al final. Escucha la música que tienes de fondo, canta el tema si te lo sabes y pica algo de la nevera (el queso manchego con membrillo viene fenomenal para hacer tiempo).

Una vez esté rehogado (15-20 minutos… tómate tu tiempo. Hazlo a fuego lento, que así sabe todo mejor), saca las zanahorias y la patata de la olla, ¡pero no tires el caldo!, apártalo. Mézclalas con el puerro y la cebolla y rehoga 5 minutos más. A estas alturas recuerda bajar el volumen de la música y ve pensando qué vas a hacer de segundo.

Cuando esté rehogado, añade el caldo y tritura (BrrrrrrrrBrrrrBrrrrrrrr, BrrrrrBrrrBrrrr, Brrrrrrrrrrrrrrrrrr). Una vez esté batido, ya tienes permiso para meter el dedo y probar qué tal te ha salido. Rectifica de sal y… échale el zumo de media naranja (la otra media guárdala para el postre).

Mezcla bien, déjalo reposar y ¡hala!

Nota: Si has querido guardar tan bien las propiedades de las zanahorias que te has quedado corto de caldo y no lo has rectificado ni con el zumo, échale un poco de agua del grifo, que no se acaba el mundo.

Otra nota: Como verás, el puerro es muy traicionero. Cuando lo compras no te cabe en el bolso y luego, a la hora de la verdad, se queda en la mitad. Esto pasa en muchas ocasiones en esta vida, así que no hagas un drama. Eso sí, lávalo bien.

Una nota más: Si no te sale rica, es porque has hecho algo mal.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: