Marina Abramovic, Ulay y el tiempo

Muchas son las canciones, los poemas, las películas, las novelas… que hablan de los reencuentros. Dice Javier Marías en su novela “Los Enamoramientos” que llega un momento en el que la criatura pasa a ser un recuerdo. Pero también es cierto que el destino puede decidir volver a poner ante uno a la criatura, aunque sea por unos momentos.

Eso es lo que le ocurrió a Marina Abramovic, una artista serbia. En su juventud, en los 70, tuvo  relación muy intensa con Ulay. Cuando vieron que el enamoramiento se estaba escapando por debajo de la puerta, decidieron caminar la Muralla China, cada uno desde un extremo para encontrarse en el centro. Una vez allí, se dieron fuerte abrazo a sabiendas de que cada uno seguiría un camino distinto.

Treinta años después Marina expuso en el MoMa y presentó El artista está presente, un minuto de silencio mirando a los ojos de quien quisiera sentarse frente a ella. Ulay quiso estar ahí, y esto es lo que pasó cuando llegó…

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: